Paparazzi de alto riesgo: fotografían al nuevo Cadillac presidencial

El Servicio Secreto de Estados Unidos está en aprietos. Los intrépidos paparazzi de automóviles acaban de fotografiar a su vehículo más confidencial: el nuevo Cadillac One. Se trata de la nueva limousine blindada que utilizará el próximo presidente norteamericano.

Las elecciones presidenciales en ese país serán el próximo 8 de noviembre. Y el nuevo mandatario electo asumirá el 20 de enero de 2017. Todavía falta un año para el día indicado, pero el Servicio Secreto y General Motors ya trabajan en el reemplazante del Cadillac One que utilizó durante estos años Barack Obama.

El nuevo Cadillac One (así se lo llama de manera oficial, del mismo modo que el avión presidencial es el Air Force One), tendrá un diseño basado en el Cadillac CT6. Pero utilizará el chasis de un camión Chevrolet Kodiak.

Su equipamiento es, por supuesto, una cuestión de seguridad nacional. Pero se sabe que será a prueba de balas, bombas y ataques con armas químicas. También, como es habitual, llevará en su interior una reserva de sangre del grupo y factor del Presidente, en caso de ser necesaria una transfusión.

No hay información sobre la mecánica. El actual Cadillac One tiene tracción integral y un motor 6.5 litros gasolero, capaz de funcionar con biodiesel.